Citroën C3

Presentado en el 2001 en el salón de Frankfurt, con un rotundo éxito en Francia y fabricado en Brasil, el Citroën C3 llegó a la Argentina para instalarse. Además, es evidente que está dispuesto a revolucionar el segmento de los autos chicos, al tiempo que busca cambia los aires de la marca, proporcionando una inyección de juventud.

Diseño y aerodinámica del C3

El diseño del automóvil es muy simpático y muy llamativo. A diferencia de su anterior modelo, el C3 es muy alto, con un techo curvo pronunciado y una trompa delantera que prácticamente arranca en forma vertical. Mide 3,85 metros de largo, 1,66 de ancho, y una altura de 1,53 metros. Además, cuenta con un baúl generoso de 305 dm³, que puede ampliarse al abatir los respaldos traseros en forma asimétrica. Su aspecto es robusto, llamativo y, sobre todo, firme en la velocidad alta. Lo más positivo de este modelo es que es un auto silencioso y sin ruidos de viento. Su coeficiente aerodinámico es de Cx 0,34.

 Confort y espacio interior del C3

Debido a la forma curva del chasis, el interior del C3 posee mucho espacio y comodidad además de altura. Los asientos, para mejor comodidad, permiten al conductor y acompañante mantenerse en una posición erguida, siendo una posición muy buena para obtener óptima visibilidad, incuso también para los asientos de atrás. La posición de manejo es alta y exige un cierto tiempo acostumbrarse. Como ventaja, el volante es regulable en altura y profundidad, mientras que, como desventaja, los respaldos no sujetan bien la espalda en las curvas (sí en las rectas), además de una posición incómoda de la palanca de regulación, que se sitúa detrás del reposabrazos central. Además, las teclas de los levantavidrios delanteros, se sitúan detrás de la selectora y no, como marca la tendencia natural, sobre el panel de la puerta. Los asientos traseros, como punto positivo, son amplios y anchos. Como negativo, en primer lugar, no obtienen buena comodidad para las piernas, ya que el lugar es muy escaso para las mismas y, en segundo lugar, es muy incomodo cambiarse de lado por poseer un posavasos fijo en el túnel central.

El motor y las prestaciones del C3

 El motor es un naftero, ágil y potente, de cuatro cilindros con una cilindrada de 1587 cc y una potencia de 106 caballos de fuerza. Proporciona hasta 6.000 revoluciones por minuto con un corte de inyección sin tirones. Las prestaciones son satisfactorias, aunque la elevada altura compromete su velocidad final, que llega a los 192 Km/h con una aceleración muy coherente: de 0 a 100 Km/h en 10,7 segundos. Por otra parte el consumo resultó lógico con 8,2 litros en ciudad y 5,2 en ciudad.

 Dirección y suspensión del C3

Uno de los impactos del C3 es a la hora de manejar. Su volante al girar es muy liviano, ideal para los que no les gustan los esfuerzos. Es excelente a la hora de manejar por la ciudad y mucho mejor para realizar maniobras para estacionar. La dirección es liviana y precisa, a la vez que se endurece a medida que el auto aumenta su velocidad, esto ocurre porque la misma esta asistida eléctricamente. Las suspensiones son firmes y se lo siente un poco áspero en calles irregulares, sobre todo por pequeños ruidos provenientes del tren delantero. El único punto en contra es su excesivo diámetro de giro (más de 11 metros), lo que demanda demasiado espacio para girar, algo curiosamente negativo para un vehículo de su tamaño.

Frenos y seguridad del C3

En materia de frenos, el C3 cuenta con frenos de disco en las cuatro ruedas con sistema ABS con ayuda de frenado de urgencia y repartidor electrónico. También posee una excelente visibilidad general a pesar de que los retrovisores externos son un poco chicos. El auto también cuenta con un buen poder lumínico. El sistema de frenado es muy bueno pues solo necesita de 41 metros para detenerse actuando a los100 Km/h, incluso con el sistema de ABS encendido.

El instrumental y el equipamiento del C3

 El tablero de instrumentos es muy bonito a simple vista. Domina un velocímetro digital de generosas dimensiones de dígitos grandes para su mayor comprensión; a su vez y en contra, el cuentarrevoluciones, en forma de tira semicircular en la parte superior, se lee muy mal debido a que la aguja se mimetiza con el color del fondo y el conductor se olvida de su existencia. El indicador del nivel de combustible cuenta con seis segmentos luminosos que equivalen a ocho litros cada uno, y no resulta del todo práctico, pues cuando se apaga el último segmento, es indicador de que quedan menos de 4 litros de combustible en el depósito.

Pero no todo es oscuro en el C3, puesto que dispone de una buena dotación de equipamientos:

  • Aire acondicionado.
  • Dirección asistida electrónicamente.
  • Levanta vidrios eléctricos delanteros y traseros.
  • Espejos eléctricos.
  • Cierre central de puertas con telecomando.
  • Butaca del conductor regulable en altura.
  • Auto estéreo con CD. ABS.
  • Llantas de aleación liviana.
  • Faros antiniebla delanteros y traseros.
  • Volante regulable en altura y profundidad.
  • Alarma sonora de exceso de velocidad.
  •  Comando satelital de radio.
  • Regulación de altura de faros.

En líneas generales el Citroën C3 es un buen auto. Salvo atrás, es muy amplio y confortable, está bien equipado en materia de seguridad, y se desenvuelve muy bien en ciudad y en ruta.

El C3 dispone de varios contrincantes:

  • El nuevo Ford Fiesta
  • El Chevrolet Corsa 2
  • Renault Clio
  • Peugeot 307

En definitiva, quien tenga una mentalidad racional y busque un producto moderno con buen equipamiento, deberá romper con los prejuicios y animarse a probar y conducir el Citroën C3.

Anuncios